Irse




Desaparecer en silencio es la mayor de las crueldades. El irse es dejar al otro con el peso de todas las dudas. No hay que explicar las razones por las que se desaparece, pero siempre hay que explicar por qué uno no se queda. Hay en ese irse súbito y callado un castigo insoportable, una negación absoluta de todo lo que el amor representa. La ausencia sin explicaciones es un peso que sólo debería tener que soportarse cuando es inevitable.

8 comentarios:

  1. Querida Marcela, si no fuera por que acabo de hacer una publicaciòn en mi blog, y que causalmente tambièn fuè disparada por la lectura de una entrada en otro blog, harìa algo parecido con este texto tuyo, no solo por que los has escrito maravillosamente, sin mas ni menos que lo poco que se necesita para decirle no al silencio injustificado, que no solo te ata de pies y manos sino que tambièn te pone una mordaza.
    Desde no hace mucho lo vengo sintiendo, en algùn punto haciendo conciente la sensaciòn desagradable que se siente y he llegado a decirme que sin duda el silencio es una respuesta ineludible, tal vez no la que nos guste, ni la que darìamos, pero lo que màs me ahoga es no poder decir, por eso hablar y decir es lo ùnico que me devuelve la paz cuando el otro calla.

    Abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  2. Hace algunos años Paola, una terapeuta, me recomendaba que si quería enamorar a la joven de mis desvelos, los caminos eran múltiples y no todos ofrecían garantrías. Pero que si, en cambio, lo que deseaba era obsesionarla solo debía desaparecerme.

    Desaparecerse es cruel, y duele tanto que recuerda al amor.
    D.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Qué duro es ver al otro irse!! Estas bellas palabras que ha escrito tiene toda la razón.

    Un saludo, y felicidades por su blog.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante este texto, por como está escrito, por como toca...

    Genial!!!

    ResponderEliminar
  5. Creo que no es amor si duele, no es amor si hay castigo, no es amor si hay ausencia. Y uno es entonces quien debe irse, sin esperar razones. Como pueda, cuando pueda, pero irse.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado leerte. Vengo a tu blog...y me quedaré, mientras mantengas abiertas las puertas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sí, es así, y nadie podría decirlo mejor.

    Es cruel desaparecer en silencio, muy cruel.

    Besos.

    ResponderEliminar