Escondidos



Esconderse, en la cima del mundo:
mi mundo, el tuyo, uno cualquiera.
Esconderse allí, a la vista de todos,
a la vista del viento, escapando
inmóvil, en la huída más increíble,
con los bolsillos llenos de piedras,
con las manos en llagas.
Livianos de tan pesados,
invisibles de tan absolutos,
en colores, en blanco y negro,
escondidos en la cruz más alta,
en la cima de todos los vientos.

8 comentarios:

  1. Buen escondite. Las preguntas escondidas, luego serían: ¿De qué uno se esconde? ¿Se esconde para ser descubierto? ¿Para ser recordado? ¿Para ser dado a luz?

    ¡Piedra libre!
    D.

    ResponderEliminar
  2. Qué sensación de libertad me provoca esta poesía, pese a que no lo parece... Muy buena.

    J&R

    ResponderEliminar
  3. Y sí, a veces, a la vista de todos, también es posible esconderse.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Exquisitamente paradojal. Así somos.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encantó la contradicción, casi casi la vida...
    Amé "invisibles de tan absolutos".
    buen finde!

    ResponderEliminar
  6. sin duda, el mejor lugar para esconderse ;)

    ResponderEliminar
  7. Y la cima los mostrará.
    Besotes querida.

    ResponderEliminar