Isla de otoño

Llueve después de una noche
de sueños no dormidos.

Llueven gotas de colores no inventados.

Lluvia fría y sola,
húmedas manos.

¿Quién irá ahora a visitar
 una solitaria isla de otoño?

¿Quién aceptará ser amigo del viento
cuándo es tan frío?

Trae voces viejas el viento,
palabras viejas
en sus ráfagas,
palabras
en las gotas arrastradas,
palabras perdidas,
dichas en un pasado tan remoto.

Todo en una lluvia.
Todo en una isla de otoño.



10 comentarios:

  1. Precioso, me ha gustado mucho.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Isla de otoño, y el frío
    vuelve para regocijar la lluvia
    y los colores que caen.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó! La lluvia y el otoño tienen su encanto, ¿por qué negarlo?

    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno!! :) Arrebatadora la sensación de melancolía, el frío otoñal que se cuela por estas letras, me gustó mucho!

    J&R

    ResponderEliminar
  5. Por eso el viento va solo. Porque el sol no quiere acompañarlo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Sueños no dormidos... que fantástica imagen.
    ¿Todo en una lluvia? perfecto, entonces puedo ser amigo de un viento frío, algo bueno deberá haber también allí.
    Me gustó mucho.
    Beso.

    ResponderEliminar
  7. Tal vez en esas voces que arrastra el viento nos estén dictando el camino.
    D.

    ResponderEliminar
  8. Hace frío en tu poema, y allá afuera también.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola te invito a pasar por mi nuevo blog:
    http://masalladeloqueves.blogspot.com/
    te espero un abrazo...Patry

    ResponderEliminar