Pasos y límites





Atreverse a abandonar el universo del hormiguero. Descubrir la vereda inabarcable, la plaza de infinito tamaño que la mente apenas llega a entender. Dar los pocos pasos que la vida nos permite, pero darlos fuera de los límites, solo para ver que hay más allá. Y disfrutarlos. 

(Publico nuevamente esta entrada que desapareció el día de ayer. Pido disculpas por los comentarios perdidos. Los tengo en el mail, pero no se como subirlos al blog. Muchas gracias a todos)

--
Publicado por Marcela en Anábasis el 5/12/2011 11:55:00 AM

5 comentarios:

  1. Hermosa reflexión, Marcela; hay que dar pasos más allá y disfrutarlos, completamente de acuerdo.

    J&R

    ResponderEliminar
  2. Cuando se es hormiga el mundo es infinito, para nosotros también.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Solo unos pocos pasos delimitan las fronteras que se nos permite habitar. El desafío consiste en que esos pasos sean los que lleven a la felicidad.

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar
  4. No se si entre los comentarios perdidos estará el mío, pero solo quiero decir que esta miniatura tuya me pareció impecable. E imperdible.
    A veces me pasa esto de perder comentarios, lo que yo hago es copiarlos de la casilla de mail y ponerlo como comentario aclarando de quien es. Algo es algo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Eso quiero, avanzar. Y aprenderle a las hormigas.
    Y nuevamente repito lo que siempre te digo: me gusta lo que escribes. Mucho.

    Te quiero.

    ResponderEliminar