Entre sábanas


Nuevas promesas no pedidas
serán dichas y olvidadas,
sobre pieles blancas,
sobre pieles morenas...

Entre sábanas,
en horas robadas.

Pero las manos (que acariciaron los labios)
como un espejo que recuerda sus reflejos,
recuerdan las palabras perdidas.


8 comentarios:

  1. "Promesas no pedidas".

    Cuanto de eso, hay en nuestras vidas.

    buen poema. Certero.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. yo no las olvido...

    quisiera cumplirlas

    ResponderEliminar
  3. Las promesas suelen morir de incumplimiento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bien!! :) Ese verso de las promesas no pedidas es verdaderamente "prometedor".
    Me encantó.

    Jeve y Ruma.

    ResponderEliminar
  5. Es mejor olvidar las promesas no pedidas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Cansado de escuchar promesas seguidas de incumplimientos ornamentados en justificativos lógicos y subestimantes, opto por interpretar la buena intención de quien las pronuncia. Sólo intentan decir “me gustaría”, y las ilusiones corren por cuenta de los tontos.

    Besos tontos,
    D.

    ResponderEliminar
  7. Muy linda sábana escribiste.
    Te cuento que a mi me gusta estrenar sábanas el primer día del año. Algo siento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. LAS SABANAS BUSCAN CUERPOS

    LOS CUERPOS BUSCAN CARICIAS

    LAS CARICIAS BUSCAN SUEÑOS

    Y LOS SUEÑOS SONRISAS.

    ABRAZOS: jorobla motril

    ResponderEliminar