El triciclo



Solo los niños saben que se puede recorrer el mundo entero en un pequeño triciclo, que no le tema a las baldosas sueltas de una vereda desconocida.


11 comentarios:

  1. De niños somos dueños del mundo, de grandes el mundo deja de ser lo que pasa por dentro nuestro y se convierte en lo que nos rodea… seguir con el deseo de conquistarlo termina por enfermarnos de poder o frustrarnos.

    Te invito a dar una vuela en triciclo, ¡a que te gano!
    D.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente.

    Para los niños, no hay fronteras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué belleza, dan ganas de subirse a ese triciclo, de verdad...

    Saludos
    Jeve y Ruma.

    ResponderEliminar
  4. Veo la foto e imagino y me recuerdo a mí mismo, imparable y feliz y sin miedo a nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que fotografñia más bella.
    Un besiño

    ResponderEliminar
  6. Claro que sí, con el triciclo se puede dar la vuelta la mundo, porque todo está cerquita.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Sólo los niños... efectivamente.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó! Super tierno, no por eso poco cierto. Uno de chico se cree capaz de conquistar el mundo...
    Muy lindo

    ResponderEliminar
  9. ¡Ay! Qué ternura. Y me dio nostalgia. Las ganas de volver a un triciclo.
    Y tienes toda la razón en lo que escribiste.
    Abrazos.

    ResponderEliminar