Un sol y una luna


Un sol y una luna habitan dos mundos, separados por un abismo, por un muro, por calles sin señales, por arroyos, mares y océanos con islas volcánicas, por galaxias ardientes y por tormentas de nieve sobre colinas y montañas... Igual que todos los seres de este y cualquier otro barrio...


12 comentarios:

  1. Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

    Nos leemos, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto tanto como que se encuentran a diario...
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta esa forma de verlo.
    Si.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Sí, tenés razón, muchas, muchísimas veces somos sólo lunas y soles en éste y cualquier otro barrio. Triste, verdad?

    Saludos
    Jeve

    ResponderEliminar
  5. Cómo dan miedo esas calles sin señales… pareciera que ese sol y esa luna apagaron todas luces y se sigue avanzando a ciegas.

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto, eso, nosotros también somos soles y lunas, algunos brillantes y otros iluminados, en un mismo barrio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Precioso, Marcela, con un toque final exquisito.


    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Coincido con que el final es exquisito, tu visión sin dudas es personal, mucho, pero llega directamente al que te lee.
    Besos desde aquí.

    ResponderEliminar
  9. Me emocionas, querida, me emocionas.

    ResponderEliminar
  10. Sí, tienes razón. Muy buena comparación has hecho.

    ResponderEliminar