Reloj de sol


Como estaba nublado, decidió que el tiempo dejaría de existir hasta que el sol saliera e hiciera existir las sombras.

12 comentarios:

  1. Está muy bueno eso, cuando no hay sol, tampoco hay tiempo. Es maravilloso, ¡las cosas que podemos hacer cuando no hay sol!

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Serán el tiempo y el brillo fantasías del oscurantismo y que todos lo integramos?
    D.

    ResponderEliminar
  3. Buena estrategia.
    Así vivirá mucho más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es en esos momentos de suspensión del tiempo cuando adoro realmente los relojes de sol. ¡Si pudiéramos contar los años con ellos ! Un abrazo, querida amiga.

    ResponderEliminar
  5. claro que sí! hasta que salga el sol!
    ;)
    Beso!

    ResponderEliminar
  6. Precioso , con mucho sentido del tiempo, bueno
    al igual que todos tus relatos llenos de imágenes y palabras que nos hacen pensar sobre la vida, al menos durante un tiempo, hasta que salga el sol, y dibuje nuestras sombras en la acera de una calle...

    Con tu permiso, Marcela, en el gagdet " para leer y leer "de mi blog Anábasis.

    por otro lado decirte, que si algín día necesitas algunas de mis fotografías no dudes en solicitarla, gustoso te la entrego, con mucha alegría.

    Besos desde Sevilla, España.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen ensayo sobre la concepción del tiempo.
    Un bso y buen fin de semana, con sol.

    ResponderEliminar
  8. Un verdadero Hai ku
    Por lo cortito y por lo lindo

    Te mando un besito

    ResponderEliminar
  9. aquí se hace la luz, siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar