Más nubes



¿Las nubes son una cosa o son muchas? ¿Son solitarias o gregarias?
Son de agua, son de viento. Se ven macizas, pero son inasibles.

Miro a través de la ventana. Hoy no hay nubes. El cielo está hermoso, brillante, límpido, pero siento que le falta algo. Una nube, una sola, cambiando, siendo primero un conejito, después un barrilete, después solo un jirón blanco, permitiéndole al viento opinar sobre su forma, y aceptando su destino de cambiante nube.


8 comentarios:

  1. El otro día me dio por ver como se transformaban las nubes de personas a animales u objetos.
    Como cuando era niño.
    Me encantó.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tu simpática entrada me ha recordado la costumbre que teníamos de niños de adivinar a qué se parecía cada nube: la cabeza de un perro, un león, una oveja, el mapa de España o de Cuba... Los de mi generación, unos chicos sin tele y con poco espacio en las casas, pasábamos muchas horas jugando en la calle...y contemplábamos las nubes. Cuando se inicia la primavera y al atardecer aparecen nubes violetas en el cielo azul siento un estremecimiento de alegría al recordarlas cuando niño exactamente así. Teníamos toda la tarde por delante para jugar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. las nubes, aunque no se vean...están

    ResponderEliminar
  4. Qué difícil debe ser mirar el cielo esperando una nube y no encontrarla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Buenísimas fotos, Marce. Las nubes son una eterna agilizadora de imaginación, suelo jugar con ellas.

    Abrazo
    Jeve.

    ResponderEliminar
  6. Las nubes son tan omnipresentes que a veces da un miedo raro pensar en que siempre te miran.

    Eternos voyeures, será.

    Hermosas fotos =)

    ResponderEliminar
  7. Bonitas fotos. A mí también me gusta mucho fotografiar nubes.
    Un saludo

    ResponderEliminar