Agua


Debo transformarme en agua.

Como el mar,
que desea ser solo una gota.

Fluir, una vez más.

Agotar las posibilidades de la lágrima.

Permitirle a la nube ser tormenta,
agua y viento, lluvia y cascada.

Y por fin, ser charco inmenso de tanto reflejar el cielo.

17 comentarios:

  1. me encantó querida
    me encantó

    un beso

    (más agüita para el charco)

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema,mi querida amiga.La vida,como el agua atrapada en nuestras manos a la orilla del mar.Se nos va.

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Reflejar el cielo protector de Bowles, y en él, cobijarnos.

    ResponderEliminar
  4. Belleza de tu sensibilidad a flor de piel...imágenes poéticas deliciosas...no se puede pedir más en tan pocas palabras...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho la valentía de afirmar que el mar desea ser sólo una gota. De niño fantaseaba con que el océano era una masa estable de agua… una gota gigante.

    Libérate de las formas,
    como el agua.
    Si pones agua en una taza, se convierte en la taza.
    Si pones agua en una botella, se convierte en la botella.
    El agua puede fluir
    o puede golpear.
    Sé agua, amigo.


    (Bruce Lee)

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar
  6. Precioso. El mar puede desear ser una gota, y es maravilloso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Invita a la reflexión, me gustó eso de agotar las posibilidades de la lágrima. ¿Acaso cada uno sabe como es en sí?, creo que muchas veces no nos vemos a nosotros como en realidad somos, bueno eso de dejarnos llevar...

    Un bso MArcela

    ResponderEliminar
  8. Profundo mensaje y sobre todo, un final de esos que no se pueden dejar de "mirar" por un buen rato.

    Abrazo
    Jeve.

    ResponderEliminar
  9. Cuántas posibilidades las de esa lágrima!

    ResponderEliminar
  10. Pasé sin querer por tu esquina. Y me he quedado... Bello poema que no nace de la simple operación de pensar sino de un proceso del corazón. Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Hermoso como todo lo que escribis, me gustó mucho y la foto impresionante

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Fluir una vez y otra, dejarse llevar
    como una gota de agua...
    Bello poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Dimos al planeta el nombre del lugar en que vivimos, pero no debiera ser Tierra, sino Agua el nombre que dimos.
    Sin agua la vida no es posible en la Tierra, hasta en el más árido desierto las gotas de rocío pueden obrar milagros.

    ResponderEliminar
  14. Somos gota de mar y el mar mismo.
    Gozemos de esa majestuosa manifestación.


    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar