El paraíso perdido


La mujer extendió hacia Adán la perfumada fruta. El, indignado, rechazó la propuesta y fue a denunciar a la tentadora, obediente, a Dios. Eva fue echada del paraíso, con sonar de trompetas y un baile en el cielo, porque ella, la mujer débil seducida por la serpiente, había sido vencida. Adán, orgulloso de ser el hijo perfecto, recibió todo el afecto de su creador.

Las condiciones afuera del Paraíso eran difíciles. Eva murió, sola, al poco tiempo. Un par de años más tarde también murió Adán, triste, cansado, extrañando algo que no podía saber bien que era, porque intuía que jamás lo había tenido, pero ansiándolo igual, con un hambre y una sed absolutas.

La serpiente, esa tarde, encontró a Dios observando el bellísimo y solitario paraíso.
- Tengo que empezar con esto de la humanidad de nuevo - dijo el Creador, pensativo.
- Sí - respondió la serpiente. -No importa de que árbol coman, no los separemos esta vez, a ver qué pasa.

pintura: Wenzel Peter (Karlsbad 1745 - Rome 1829) Adam and Eve in the Garden of Eden
oil on canvas cm. 336 x 247

9 comentarios:

  1. Y mira lo que pasó.
    A ver que tal la próxima vez.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Eva era con Adan en segundas nupcias. La primera fue Lilith, hecha de estiercol, Eva sacada de la costilla de adan ( querra decir a costilla de?)a si que, siertamente, la tercera es la vencida.
    Exelente texto e imagen Marcela,siempre pense que las escrituras apócrifas eran más creibles que las tenidas por auténticas.
    Besos.
    Horacio

    ResponderEliminar
  3. Marcela, me gusto mucho tu relato, es muy bueno.

    Saludos.

    PD: el último que debe llevar acento: "a ver qué pasa".

    ResponderEliminar
  4. Toro: es probable que se siga experimentando, ¿no?

    Cayetano: Al menos, duró más tiempo, aparentemente.

    Horacio: Es verdad, si nos guiamos por las escrituras apócrifas, sería la tercera. Me interesa mucho la historia de Lilith, quizá algún día, escriba algo sobre ella.

    Gabriel: Muchas gracias. ¡Ya está corregido!

    Gracias, y besos a todos.

    ResponderEliminar
  5. me gusto mucho... un relato realmente interesante

    ResponderEliminar
  6. La sentencia del amor...
    Un gusto, sí.

    ResponderEliminar
  7. Pero sí, ¿qué importa qué coman? Lo importante es el amor, ¿o no?

    Besos.

    ResponderEliminar