Olvidos I

El árbol era joven, pero lo había olvidado, porque se sentía viejo, y creía que por ser viejo, debía olvidar.

Cuando recuerde que él tiene derecho a ser joven, a pesar de sus muchos años, y a pesar de haber visto a tantos hombres nacer y morir, olvidará sus olvidos, para sentirse joven de nuevo.

13 comentarios:

  1. Qué belleza Marce, me encantó tu micro.
    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  2. Los viejos no olvidan, pierden lo cotidiano, por que han aprendido lo realmente importante!

    Se remontan y vuelan!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. ¿el secreto de la vida?
    Muy interesante, me gustó
    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Adoro los árboles.
    Su edad es relativa.
    Por supuesto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La gente que se va haciendo mayor no olvida... ¿De qué estábamos hablando?

    ResponderEliminar
  6. Según Alejandro Casona “Los Árboles Mueren de Pie”, tal vez una muerte tan similar a toda su vida confunda los recuerdos con lo ocuerriendo, lo añorado con lo esperado y lo joven con lo añejo. Tal vez esa forma confusa de vida sea la razón de su eterna juventud.
    D.

    ResponderEliminar
  7. Entonces no habrá que olvidar que somos jóvenes, que siempre se puede ser joven.

    Me gustó mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Los árboles nunca olvidan, todo lo tienen grabado en los anillos de su interior y en la corteza que se ve en la superficie.Además, por muy viejos que sean siempre nos dan lecciones de juventud.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¿Quién es joven? ¿Quién es viejo? Más que la edad, es la sociedad capitalista la que lo decide.

    ResponderEliminar
  10. Me he portado muy ingrata, debo decir que si tuviera que tomar forma en otra cosa, sería un árbol, me encantan, linda fotografía, la edad creo que no hay límites para definirla, besitos paty

    ResponderEliminar
  11. Olvidar al olvido, exactamente eso. Siempre creerás que por vejez debes olvidar. Como para "madurar" y aceptar tu edad. Mentiras =)

    ¿Quién es viejo, quién es joven? Me lo pregunto yo también.

    ResponderEliminar
  12. Ay, ay, ay, me sentí un verdadero árbol.

    Hermoso amiga.

    ResponderEliminar
  13. Qué hermoso pensamiento Marcela, me voy con el corazón lleno de una bella esperanza...
    Felicidades y un abrazón.

    ResponderEliminar