Hogar



Hace frío en alguna habitación,
y las ventanas se cierran al otoño.

Alguien diseñó perfectamente,
las paredes y las puertas
talladas por los mejores ebanistas.

Un perfecto pasillo
une las habitaciones, todas frías.

Debería haber soñado
un hogar más pequeño
en donde el calor del sol alcance
a tocar nuestras pieles dormidas.

Pero los rayos apenas rozan las tenues cortinas,
en las grandes ventanas como ojos ciegos.

Debería haber dibujado un hogar,
no una casa perfecta con habitaciones frías.

foto

10 comentarios:

  1. Es que en una casa exageradamente grande, además de encontrar espacio para almacenar todos los caprichos, también se pone en perspectiva la pequeñez del que la habita… siempre existe el desafío de entibiarla con calor humano.
    D.

    ResponderEliminar
  2. Frío en el corazón.
    En vez de hogar una cueva.
    Habrá que buscar calor en algún sitio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. parece un sueño hecho poema una nostalgia expresada bellamente,
    aunque seguro a tús habitaciones con un rayo de sol les basta para guardar el calor todo un día

    un beso marcela

    ResponderEliminar
  4. Parece eso: las recriminaciones de una arquitecta al momento de los primeros trazos de un borrador. Si es así, siempre hay más papel para uno nuevo.

    Beso.

    TdM.

    ResponderEliminar
  5. Triste, duro, precioso, real, metafórico.. ¿Qué más se puede pedir de un poema?
    Me encantó.
    cariños!!!

    ResponderEliminar
  6. Hogar viene de hoguera, de aquellos primitivos habitantes del planeta que acababan de descubrir el fuego y se calentaban en la cueva al amor de la lumbre. A veces, las casas, como la que describes, son frías e inhóspitas, como un corazón triste en la soledad de la noche no compartida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. A mi me gustó la casa esa, decí que parece mas un templo ortodoxo que una casa.
    Lo importante es quien está adentro, ahi esta la diferencia.

    Besos hermosa

    ResponderEliminar
  8. Me encanto lo que escribiste, si uno supiera lo que va a construir, besitos paty

    ResponderEliminar
  9. Es más difícil calentar una casa grande, o refrescarla, o limpiarla. Prefiero una casa chica, que sea un hogar, como tu texto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me gustan las casas bajas, de habitaciones grandes y pisos de ladrillos rojos. El calor lo pongo yo, cuando mi hoguera interior está prendida.Lástima que muchas veces se me apaga...
    un saludo argentino.

    ResponderEliminar