Fe


Como siempre fue una persona muy católica, después de su tercer divorcio, decidió que debía retirarse de este mundo que no comprende a las personas de fe (de paso, dejando atrás deudas e hijos) y se fue a vivir con un sacerdote.

13 comentarios:

  1. Acá un seguidor consecuente,te manda un saludo..

    Que tengas una buena noche.
    Jorge de Monte Grande

    ResponderEliminar
  2. Prefiero al sacerdote casándose y transgrediendo una fe difícil de sostener, de la mano de una creyente del matrimonio, que esos que andan predicando distinto que lo que ocultan bajo la sotana.

    ¿Será una moda pasajera criticar a los sacerdotes o somos testigos de una época de cambios sustanciales en las doctrinas religiosas?

    Ya que lo dudo, comparto la duda.

    Besos,
    D.

    ResponderEliminar
  3. Hola, perdón por escribirte por este medio, somos una red de librerías de usados www.buscaslibros.com y estamos recopilando información sobre blogs literarios para publicarlos en nuestra página. Ya hemos registrado tu blog para compartirlo con nuestros usuarios dentro de poco. Saludos y si buscas libros agotados, raros, etc, te esperamos por allá!

    ResponderEliminar
  4. Así tendría la confesión más a mano.
    Y seguro que más indulgencia en las penitencias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo que me considero católico prefiero vivir con una mujer que mal vivir con un sacerdote.

    Bueno la verdad, soy un católico algo atípico. Excomulgado por la iglesia por ser un hombre divorciado. Jolin que contradicciones tiene la Santa Madre Iglesia.

    Saludos desde Sevilla, España.

    ResponderEliminar
  6. Digno de pararse y aplaudir este micro.
    Me encantó, grande Marce!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  7. lo que se dice toda una persona de fé!!!!!!!

    ya debés ponerte a pensar e una edición de pequeños relatos marcela

    voy a estar en la f.l.i.a. el sábado y el domingo
    podríamos vernos

    un beso

    ResponderEliminar
  8. Que lindo final, yo cada vez que oigo de un sacerdote que le da masa a una mujer me lleno de alegría, una vez lei que la diferencia entre el sacerdote pedofílico y homosexual y el heterosexual activo es que este último cree en la humanidad y por eso -como el caso de Lugo- engendra descendencia, mientras que el otro reniega de la especie humana.

    Besos hermosa!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Fe, algo que raro para estos tiempos, opino igual que Ariel, deberías armar algúna cosa con tus pequeños relatos, si necesitas ayuda , aqui estamos, besitos paty

    ResponderEliminar
  10. Tan decente y tan incomprendida !

    Me gusta mucho esto, Marcela. Un saludo

    ResponderEliminar
  11. ja,ja, jaaa. La verdad que no pensé reirme tanto. Este es un cara dura; y caiga quien caiga.
    Un biquiño amiga Marcela.
    Rosa María

    ResponderEliminar
  12. Ayyyyy noooooo

    qué bárbara eres.

    Muy reflexivo.

    ResponderEliminar