Juegos: El romanticismo


Laura quedó obsesionada con una historia que escuchó hace un tiempo:

Un chico vió a una muchacha en el subte de Nueva York. Trata de acercarse a ella, entre los numerosos pasajeros que se interponen entre él y el que ya sabe el amor de su vida . Pero antes de que la alcance ella desaparece.

¿Acaso él se resignó a soñarla? No. Ese mismo día abrió un sitio en internet para buscarla. Y la encontró.

Ese era el amor que ella quería. Carmen, en cambio, a la que no le gustaba esa idea del romanticismo, se rió de la historia y del final que consideró casi lógico: ese amor a primera vista, exaltado por el entorno que se emocionó por los detalles particulares del caso (como si todo romance no tuviera ese toque de suerte, voluntad y casualidad) terminó con un obvio fracaso.

Carmen no se creía romántica, o al menos, no con el romanticismo de su amiga. El hombre ideal de Laura era un caballero andante, que le regalara flores, que la escuchara, que la "cuidara como a una princesa", que fuera trabajador (pero no demasiado como para descuidarla), y sociable (pero que los amigos fueran mucho menos importantes que ella), y así, una larga lista que dejaba afuera a casi todos los hombres que la rodeaban.

Para Carmen, todas esas supuestas virtudes en los caballeros anhelados por su amiga, eran las mismas que provocarían una ruptura ni bien el primer enamoramiento pasara. Le preguntó, exagerando burlona los requisitos solicitados, si no llegaría a detestar a ese ser que según su descripción, devastaría los rosales del mundo solo para cortejarla día a día, que provocaría tiroteos en el barrio cuando la despertara cantándole serenatas bajo su ventana, y que la haría aumentar varios kilos atosigándola con bombones.

"Pedimos cosas que vamos a odiar, solo porque creemos que lo que no tenemos es lo mejor. Sos una mujer inteligente, ¿por qué deseas esas tonterías de telenovela? El día que me veas corriendo hacia un hombre como en la escena final de alguna película de Hollywood, es porque tengo un arma en la mano, y voy a matarlo", decía Carmen mientras tomaban un café en un bar, dejando pasar las horas, y volviendo a discutir el mismo tema, cuando se aburrían de criticar a los compañeros de oficina y a las hermanas y primas de alguna de las dos.

Pero ese día, Laura se había aburrido de las risas de su amiga: "¿Así que es tonto el romanticismo? A mí hay otra idea del romance que me molesta más: los que creen que el único amor verdadero es el que hace sufrir. Los que ven como algo ideal un amor secreto, encontrarse a escondidas, disimular las llamadas telefónicas, como si estuvieran robando el amor... No sé por qué mi idea del romance es más tonta que la tuya..."

Y Carmen se quedó en silencio, y pidió una porción de torta de chocolate.

20 comentarios:

  1. creo en el amor a primera vista, mi vida actual es prueba de ello, pero...el romanticismo de laura, bueno no sé. un beso anábasis

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo en el amor a primera vista.
    Con respecto al amor, lo que no me convence es el planear a quien vamos a amar, o como debe ser la persona de la que nos enamoremos. Uno se enamora, y listo. ¿Cómo se puede planear eso? Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  3. "como si estuviaras robando el amor"....

    Esa frase... cómo para uno no quedarse en silencio!!!

    No se si creo en el amor a primera vista, no se si en el fondo no soy un poco Carmen y me aburriria enseguida de un amor "hollywoodense"...

    Pero si sé que hay pasiones capaces de consumirnos en un solo instante (con tan solo cruzar la primer mirada.....)

    Lilya (apasionada)

    ResponderEliminar
  4. Tal vez un romanticismo "moderado" a mitad de camino de ambas miradas sería lo más cercano a algo natural...

    Pero yo no soy lo que se dice un romántico, mejor no me escuchen, pasemos a otro tema.

    Muy bueno, como de costumbre Mar.

    ResponderEliminar
  5. Está bien literalmente Laura le cerró la boca.
    Es mas estoy seguro que Laura está mucho mejor que Carmen, que por lo visto se descarga todos los traumas comiendo tortas de chocolate digna de la ansiedad oral que padece, y por lo tanto prueba que acredita mi teoría que Laura está mucho mejor que Carmen.

    Yo soy un ferviente convencido que el amor a primera vista existe, es mas yo diría que hasta uno se puede enamorar por internet sin haber visto personalmente a la otra persona.

    Despues pasame el teléfono de Laura o la dirección de mail

    Beso

    ResponderEliminar
  6. No hay dudas de que ambas son románticas a su modo. Debe haber pocas mujeres que no sean para nada románticas. Lo llevamos en la sangre, junto con el gusto por el chocolate :)
    Como dice Gu, un término medio (yo estaría en ese término medio en cuanto a romanticismo) me suena a lo más acertado.

    Lilya: Los amores Hollywoodenses son insoportables. No sé si habrá algo menos sensual, por ejemplo, que una película romántica yanqui.

    Lux: Laura es más sincera con respecto a lo que desea. Como dije antes, me parece un error planificar el amor, pero la idea de Carmen, es más errónea aún, el negar la posibilidad de romance, hasta el punto de tener que esconderse. Creo que esa gente (conozco un par) simplemente no pueden tomar la responsabilidad de estar enamorados.
    Después te paso el mail de Laura, quiero ver como hacés para complacerla con tantos requisitos como tiene :)

    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo esa historia Marcela, nunca me enamoré a primera vista, pero no descreo del tema, puede pasar.
    La actitud de Carmen es muy personal, debe tener un terremoto interior que no le permite hacerse cargo de la situación. No siempre es fácil.
    Te dejo un beso grande.:-)

    ResponderEliminar
  8. Cómo que no? por supuesto que uno puede enamorarse a primera vista... y desenamorarse a la segunda o tercera... lo importante es darse la oportunidad!
    Muy buen relato Marce!
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Ja!

    Tomá Carmen.

    Mirala vos a la calladita de Laura...

    Chupate esa mandarina.


    Eso te pasa por getona. ¿Quien te manda? Decime, ¿quien te manda a abrir la boca con tanta vehemencia al pedo????


    Pedite otra porcion. Deja que bajen las aguas, acusá recibo callada la boca


    Y preguntá por el trabajo.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que el amor a primera vista existe. Y muchos de esos romances, con viento a favor, pueden ser grandes amores. Y si no, pueden ser hermosos recuerdos...
    Adrianina, Claudia: gracias y besos.

    ResponderEliminar
  11. Pablo: Es que las calladitas somos así: decimos lo justo, en el momento apropiado, jaja
    Después aprovechamos, y también pedimos una porción de torta...
    Beso.

    ResponderEliminar
  12. No sólo que existe el amor a primera vista sino que imposible aseverar que existe otro tipo de enamoramiento. Del instante fugaz del primer y casual encuentro derivan desde segundas entrevistas que derivan en amor eterno hasta exclusión permanente.

    Lo que es innegable es que en ese primer encuentro o existió la intención de conseguir algo inmaterial del otro, o la segunda oportunidad no llegará jamás. Incluso las historias retorcidas de amores esquivos, con decepciones a primera vista incluidas, no se tratan más que de un amor a primera vista que, para que prosperara, hubo que darle segundos intentos (y no se les darían si del primero no se desprendiera ningún interés aunque sea lejano).

    Lo admito, soy enamoradizo. Si me preguntan, entre Laura y Carmen… probaría, en distintos momentos, con las dos.

    D.

    ResponderEliminar
  13. Coincido, Daniel. Además, esa primera impresión, esa primera mirada, queda marcada. El impacto inicial debe existir, porque es más posible que un romance nazca de un disgusto inicial, antes que de la indiferencia.
    Y con respecto a lo último que decís, no es tan terrible: ¡yo, según el humor del día, puedo ser una o la otra!
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. ¿Qué es amor? ¿A qué se le llama amor?

    Ya vendrá mi apodo

    ResponderEliminar
  15. Qué es el amor depende de quien responde. Hay quién lo ve como una reacción química en el cerebro: una explosión de endorfinas y quien sabe qué más. Un religioso hablará de la manifestación de Dios en nosotros. Un poeta intentará rimarlo con amaneceres y mariposas. Ahora pienso que es imposible definirlo. O quizá es una perfecta mezcla de todo lo anterior.

    ResponderEliminar
  16. Mi tocaya no sabe bien lo que dice.
    El amor es comprención, ternura, dedicación... estoy con Laura en muchas cosas, pero no en todas.

    Creo que todos tenemos nuetra idea de lo que es el amor.

    Un besito y feliz día

    ResponderEliminar
  17. jaja
    Sí, es tu tocaya. No lo había pensado.
    Yo también, tengo una idea del romance en el medio de las dos teorías...
    Beso.

    ResponderEliminar
  18. Las dos chicas tienen razón en su planteamiento. Me ha parecido hermosa la historia de los chicos del metro, no la conocía, pero lástima que sea tan bonita y haya acabado. Y es que el amor, no es confuso pero cuesta encontrar el equilibrio.


    Abrazos linda.

    ResponderEliminar
  19. Una Mirada desde la neurobiologia: Cuando la puerta se abre.... "anabasis" en el sentido que todos los sentidos confluyen ( olfato, vista...a esa distancia, en un subte en la calle en un ascensor) y lo /la ves!! el que da el grito de "ahora está pasando algo" es el corazón, a ese dato hay que darle importancia, porque en algún rincón de la memoria genética ese latido/grito de aviso) te dice que Ese/ Esa que te está mirando y al que estas mirando despertó o al menos le avisó a tu ser interior.
    Y si fue al Otro que le pasó, "un café no se le niega a nadie, veamos que relata de "su encuentro con vos y si eso te conmueve...
    No hay equilibrio en la pasión.. se construye el equilibrio, siempre dinámico después de los primeros chispazos, pero casi seguro que sin bing bang no hay nada!!! que el amor derrumbe nuestras murallas, seguro que eso lo dijo Helena de Troya.
    Recomiendo un libro "Pasiones de Rosa MOntero"
    Suerte para todos los que buscamos...
    lagabbys

    ResponderEliminar
  20. es genial y como toda novela tiene sus problemas y desacuerdos

    ResponderEliminar