Atahualpa


"Siempre he pensado que nada es mejor que viajar a caballo, pues el camino se compone de infinitas llegadas. Se llega a un cruce, a una flor, a un árbol, a la sombra de la nube sobre la arena del camino; se llega al arroyo, al tope de la sierra, a la piedra extraña. Pareciera que el camino va inventando sorpresas para goce del alma del viajero." (Don Atahualpa)












En los actos de las fechas patrias, en el colegio, siempre queríamos cantar "Luna Tucumana" (nosotras le decíamos lunita tucumana).

Nos vestíamos como "chinitas" y cantábamos esas palabras misteriosas que le hablaban a una luna más cercana que la que brillaba sobre la Capital Federal.

No sabíamos quien era Atahualpa Yupanqui.

No sabíamos por qué nos gustaba tanto esa canción...

Tuvimos que crecer para entenderlo...

17 comentarios:

  1. Hola Marcela, muy acertado tu homenaje a Don Atahualpa, también me gustaba de pequeña Jorge Cafrune, y su Zamba de la esperanza, no estoy segura si el era el autor, pero que bien la interpretaba.

    Un beso grande.
    PD. Mientras preparo unos mates la escucho.

    ResponderEliminar
  2. Marcela que cierto que es eso que decía Don Atahualpa, y mas si lo has podido comprobar, en lo personal una de las cosas que mas me gustan es andar a caballo disfrutando del paisaje, despacito solo o acumpañado, los tiempos son distintos así como los paisajes, hace tanto que no lo hago que me diste ganas, como tambien me dieron ganas de haberte podido ver de "chinita".
    En honor a este post tan lindo te voy a dedicar mi próximo post que trata sobre "La encrucijada de los caminos".
    Besos
    Te mando un beso

    ResponderEliminar
  3. Siempre sorprende la poesía de Atahualpa y tu observaciones.
    Me encanta la versión de Divididos.

    ResponderEliminar
  4. Atahualpa un referente, como el Cuchi Leguizamón. Lástima que vivimos en épocas de abulia folclórica, yo lo percibo como santiagueño, que se conmueve con la música folclórica versionada de Divididos o León Gieco, y no de esperpentos como... mejor no mencionar a nadie.

    Lo bueno es que en el próximo festival de la Salamanca, que se realiza en la ciudad de La Banda, va a estar Mercedes Sosa y Luis Salinas :)

    ResponderEliminar
  5. Adrianina: ¡Zamba de la esperanza! Sí, claro. Esa también la recuerdo. Espero que los mates hayan salido ricos. Besos.

    Lux: Sí, además de un músico excepcional, Atahualpa era todo un poeta.
    Creo que mi hermana tiene algunas fotos de actos escolares. Jamás, pero jamás van a verlas :) Lo juro.
    Gracias de antemano por dedicarme un post. Lo espero ansiosa. Un beso grandote.

    Gu: Sí, es una versión hermosa la de Divididos. Y la poesía de Atahualpa es particularmente linda. Leí por ahí que él no se consideraba poeta. Increíble.

    Silvio: Es verdad. Yo prácticamente desconozco todo sobre folklore. Siempre pienso que hay que agradecerle a Divididos, a León Gieco, que hayan hecho conocer a Atahualpa al público más joven. Hay gente tomando elementos del folklore para hacer música más "moderna" (no sé si entiende lo que quiero decir) pero sí, son los menos.
    (Me gusta mucho Mercedes Sosa y Salinas ni hablar!)
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy emotivo blog. Me ha encantado conocerlo, a través del grupo de Facebook.

    ResponderEliminar
  7. Precioso Marcela; y auténtico.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. gema: muchas gracias. Casi no uso los grupos de facebook ahora, pero me alegra que me hayas encontrado. Saludos.

    Lux: Ya lo ví. Muchísimas gracias.

    Prometeo: Sí, Atahualpa era (y es) auténtico.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. A mi también me gusta Atahualpa. Precioso homenaje.

    Un besito y que tengas una feliz semana

    ResponderEliminar
  10. Gracias Carmen. Que tengas buena semana. Besos.

    ResponderEliminar
  11. siguiendo la lux llegué por acá, y me encontré con la temática de mi blogg, bueno mi caballo viaja sólo, y sabe donde quiero ir, es bueno aunque sea pequeñito un homenaje a don ata, saludotes

    ResponderEliminar
  12. sonoio: gracias por la visita. No es extraño que un caballo sepa a donde el jinete desea ir... Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Que brillante. Que increible era.

    Que increible que a medida que pasa el tiempo, mas brillante se vuelve. Perdura como solo perdura lo mejor.
    Salud por el enorme Atahualpa
    Y por usted que lo recuerda.
    besos

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Pablo. Es cierto. La distancia y el tiempo le dan su valor real a muchos artistas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Atahualpa Yupanqui, que poeta viajero tan extraordinario, con su caballo, su poncho...siempre me ha gustado su voz recia que dice verdades....muy acertado este post...un abrazo desde la vieja españa de azpeitia

    ResponderEliminar