Secretos.



Lleva su secreto de la mano,
por calles en las que llovió el sol y la luna.

Porque sabe que para eso son los secretos.

Para jugar con ellos,
ponerle nombres,
mimarlos un poco
y por fin, olvidarlos.

10 comentarios:

  1. Lendo, lendo... Yo tenía unos secretos, me parece, y me los olvidé, me parece también, sí. Se ve que me di cuenta que a nadie le importaría si los revelaba.

    ResponderEliminar
  2. Yo olvidé secretos también, Marcus, pero volví a buscarlos y me estaban esperando... Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno; hermoso verso:
    "por calles en las que llovió el sol y la luna"
    que lindo es encontrar frases creadas así.

    ResponderEliminar
  4. Me encnatan las frases que, en definitiva, no cierran, jaja. Beso.

    ResponderEliminar
  5. Los secretos son para eso??
    Y yo que los guardaba sin saberlo..
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Se juega en secreto con los secretos? Gracias, tipo. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Interesante pensar en mimarlos, ponerles nombres, pero para jugar, hay que ser cuidadoso...
    Es muy bueno este poema, se le puede dar múltiples interpretaciones.

    Te voy a poner en mis enlaces Mar, así estoy pendiente de tus actualizaciones, es la segunda vez que te visito y me gusta mucho como escribís.
    La foto que acompaña es bellísima.
    Te dejo un beso.:)

    ResponderEliminar
  8. Gracias Adrianina. Y los juegos peligrosos tienen su encanto, ¿no? Gracias por el enlace. Con gusto te enlazo también, desde ya. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ahhh con los secretos...pero no todos los olvidamos, deveríamos verdad?
    La foto es hermosa.


    Abrazos linda.

    ResponderEliminar
  10. Cambio de idea a cada rato, Clarice... Pero ¿qué seríamos sin nuestros pequeños secretos inocentes?
    Gracias, besos.

    ResponderEliminar