Cuentos en tercera persona


Una de las costumbres que ella tiene y le parece peculiar, es la de pensar en sí misma en tercera persona.

Por ejemplo: si camina por una vereda cualquiera, buscando sombra o sol, según la temperatura, saltando charcos, apurando el paso para alcanzar el colectivo a una hora específica, piensa: "ella camina por una vereda cualquiera, la más soleada (o con sombra, según, como ya les dije) salta un charco, va hacia la parada de colectivos, etc, etc".

Repito: piensa en sí misma en tercera persona, no habla de ella en tercera persona, como esos egocéntricos que se nombran a sí mismos. Al contrario, intenta no hablar de sí misma en lo absoluto.

Ahora mismo, otro ejemplo: ella, mira una hoja seca. No es otoño, está seca porque hace demasiado calor para Noviembre, y algunas plantas se secaron, soltando hojas disfrazadas de otoño...

Es como una práctica literaria. Como un juego más, que le gusta jugar. Como esconderse en un rincón, sentirse invisible, pasar desapercibida mientras los otros parecen tan entretenidos actuando una obra que ella solo disfruta, pero en la que no participa. Le gusta ese lugar que encontró, ni en el centro del escenario, ni entre el público: está en un rincón y la realidad no sabe que la está observando.

Porque ella a veces piensa en sí misma en tercera persona... (pero que estoy haciendo, esto ya se los dije, pero es que tiene mala memoria, olvida las listas de las compras sobre la mesa, tiene que hacer grandes carteles con las fechas de cumpleaños, no recuerda los números de teléfono y a veces, hasta abre un paréntesis y sigue escribiendo dentro de él sin recordar cerrarlo jamás.

29 comentarios:

  1. Maestra!!!!!!!!!!!!Un cuento perfecto. No señalo lo que más me gustó porque tendría que poner el cuento entero en el comentario.

    ResponderEliminar
  2. Ahora caigo evidentemente me encanta como escribis. Cambiás de nick, de blog y yo te encuentro, leo y admiro

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, Ginger. ¡Me econtraste siempre!! Y me encanta. (De todos modos, no soy buena escondiéndome, me aburro enseguida y siempre vuelvo a este blog, así que supongo que de acá, no me voy). Un beso gigante.

    ResponderEliminar
  4. Marcela, gracias por tu visita!
    Qué hermoso cuento, me dió mucha ternura.
    Voy a tener que visitarla mas seguido a ella, a que me enseñe a pensar y escribir en tercera persona!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Marcela. Un relato que gira como las escaleras en caracol, que se mira a si mismo desde arriba, cuando se llega al último escalón y que después de arrojarse por la baranda de bucle, dan ganas de empezar a subir los escalones de nuevo.

    Un beso.

    M

    ResponderEliminar
  6. Hola Marcela !!!
    Que lindo lugar encontre aqui, con el aire lleno de sensaciones placenteras, de ternura, como a mí me gusta.
    Te felicito por el espacio.
    Prometo volver a visitarte.
    un beso
    vae

    ResponderEliminar
  7. Claudia: Gracias a vos por tu visita y por tu comentario. Volvé cuando quieras, es un gusto ya solo que me digan que les dan ganas de volver.

    Magdalena: Que tentación hacer esas cosas, como deslizarnos por la baranda de una escalera... (después me da miedo). Con la escritura, en cambio, podemos animarnos y arriesgarnos...

    Vae: Gracias! Me alegro mucho que hayas encontrado esas sensaciones. Es la idea, pero me alegra ver que logro compartir lo que siento. Visitame cuando quieras. Será un gusto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo muchas veces me pienso a mi misma en tercera persona que casualidad, es como si sospechara que mi vida forma parte de una novela escrita vaya uno a saber por quien ...

    ResponderEliminar
  9. Interesante rincon..
    saludes y mucha paz-ciencia!!

    ResponderEliminar
  10. Cecilia: ¡Exacto! Eso es lo que le pasa a la protagonista de los cuentitos (y a mí, a veces). Saludos.

    Allek: Me alegro que te haya gustado mi rincón. Beso.

    ResponderEliminar
  11. Un buen ejercicio Mar, el de pensarnos en tercera persona.
    El cuento tiene mucha magia, como vos y tu blog...
    Bso grande, que termines lindo el fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. Hablando en tercera persona es como si ella estuviera fuera de la escena. Aunque en realidad este un lujo que nadie se puede permitir. Gracias Anabasis por tu candidez, eres un encanto.

    ResponderEliminar
  13. no le quites las piedras al río
    no le saques el alma a tu sombra
    no le arranques la savia a ese árbol
    no le arrugues la piel a la fruta
    no le tapes el sol a la tierra
    no le cubras de nubes los parques
    no almidones de acero lo verde
    no permitas al fuego que avance
    no te amargues en lágrimas fatuas
    no cercenes las almas que vuelan
    no maltrates la lluvia que cae
    no desistas de abrirte de gozo

    ResponderEliminar
  14. Adrianina: Pensarse en tercera persona es un buen juego literario. (O el resultado de leer mucho, llegué a pensar también). Beso. Buena semana.


    Sergi: Uno se analiza más friamente, creo. A lo mejor logra una objetividad parcial... que se yo. Gracias por tus amables palabras. Beso.

    ResponderEliminar
  15. uno mas en el mundo: gracias.

    Annabel: Me encantan algunos trucos... :) Beso.

    ResponderEliminar
  16. Me sentí identificada con tu texto. Toda tú, toda yo.

    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  17. ¿Será que uno se esconde como puede, Marce? ¿O simplemente algunos tenemos juegos que son fruto de una vida ligada a las letras?
    ¿o un poco de cada cosa?

    ResponderEliminar
  18. Mis dos mejores amigos se llaman Luciana y Luciano. (Dato que no le interesa a nadie)

    ResponderEliminar
  19. Clarice: Esta mañana aprecio mucho los mimos. Gracias. Son muy dulces. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Silvio: Las dos cosas pueden ser, ¿no? Yo adoro las máscaras (creo que en un comentario te lo dije antes, siempre me repito) porque las máscaras muestran y ocultan.Y esa dualidad es hermosa para mí. Cuando yo escribo en tercera persona, quizá esté ocultándome, pero también estoy mostrando otras cosas y exagerando y desvariando a veces, claro. Entonces es un escondite y es un juego literario también.
    Besos. (Yo no conozco a ninguna Luciana, por eso elegí el nombre y porque me gusta...)

    ResponderEliminar
  21. Marce, encontré un paréntesis ¿será el tuyo?

    Ahh, me parece que no, ahora que le veo es un parentesis que abre ( ¿a vos te falta el que cierra verdad?

    Cualquier cosa si lo encuentro te aviso...

    ResponderEliminar
  22. ¡Sí! ¡Es mío! Siempre tengo problemas con los paréntesis. Llegué a pensar en escribir toda una novela adentro de un paréntesis...

    ResponderEliminar
  23. hola si me gussto muxxito
    como van a creer que no

    ResponderEliminar
  24. Ser espectadora desde un rincón... quizá la propia escena que ella presencia se la está inventando, creándola en ese mismo momento. Ha elegido ese punto, que no es el escenario ni es el público, sino el lugar donde se oculta el autor. Un texto delicioso, querida amiga.

    ResponderEliminar
  25. que profundo me encantoooo, esa es la misma manera de la q m gusta escribir.justo estaba terminando de crear un cuento ,estoy en concurso lo llame :¿como te gustaria llegar a la ancianidad? y necesito hacer unas correcciones para q sea narrado en 3era persona.GRACIAS

    ResponderEliminar
  26. que profundo me encantoooo, esa es la misma manera de la q m gusta escribir.justo estaba terminando de crear un cuento ,estoy en concurso lo llame :¿como te gustaria llegar a la ancianidad? y necesito hacer unas correcciones para q sea narrado en 3era persona.GRACIAS

    ResponderEliminar
  27. ojala siga ayudando porque recien e entrado en este tema y no entiendo ni en primera persona, segunda y mucho menos en tercera persona

    ResponderEliminar
  28. porque gastais el tiempo en cosas que no os sale xd
    :) Xd forever

    ;) *_*

    ResponderEliminar