Escapar volando

¡Que bueno que es no poder volar!
Si pudiera volar, tantas veces hubiera cometido el error de irme volando.

Si pudiera extender los brazos y simplemente elevarme,
no mirar hacia abajo, flotar cerca del cielo, dejarme estar, simplemente,
lejos del mundo, lejos...

Y que sensación hermosa,
que pálida alegría,
¿Hará cosquillas cruzar a través de una nube?

Dejar en tierra el celular...
No, no me animo, a lo mejor lo extraño demasiado...
o quien sabe si allá arriba, tan lejos, no lo necesite.

Mejor llevo el celular y un libro,
Por las dudas, por si me aburro...
Podría llevar las cartas de Vincent Van Gogh a Theo,
o "Memorias de Adriano",
que nunca me canso de releerlos...

Por eso, que suerte no poder escapar volando...
Debe ser de aburrido...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario