Arde

Arde la mañana con un calor sofocante
El árbol florido no suplica alivio.
Arde el sol sobre las tejas.
El cielo arde, despejado de nubes piadosas.
Así imagino hoy el infierno.
Tranquilo y ardiente,
Solitario y sin brisa.
Mañana será otro: una multitud gritando,
O un ave muriendo de pena.
El infierno es cambiante:
Es lo que cada día nos desespera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario