Rojo

Bajo soles que atardecen,
todo tiempo transcurrido es rojo,
y frío, y se borra,
como fotos viejas que viven
en cajones oscuros,
que nunca verán atardecer,
porque no es el destino de lo oculto
ver como llega la noche,
pero si puede ver sombras rojas,
creciendo, adentro y afuera,
hasta descansar en un rojo abrazo.

4 comentarios:

  1. Buena descripcion del ocaso.

    En la vida es igual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Rojo como una barra de vida consumida.
    Cada vez queda menos verde.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El rojo fue mi color favorito por mucho tiempo. Hasta que...
    Y el color me sigue provocando tanto.
    Lindo tu escrito.

    ResponderEliminar
  4. Tu texto me trajo el recuerdo de mi amigo Luis Eduardo, que al caer el sol decreta en su casa el "Horario de Protección al Crepúsculo", donde no se prende la luz hasta que la poesía se convierte en oscuridad. (No te niego que alguna pequeña depre me ha invadido durante esos ritos).

    Un beso,
    D.

    ResponderEliminar