Noche en palabras


Quise hacer perfecta una noche.
Y lo conseguí solo con palabras.

Somos las palabras con que curamos las heridas.

Soy la que mira a Buenos Aires
a través de la ventana.

Y todas las noches fueron y son
esa única noche que dibujé
en el silencio de letras atrapadas.

Seré la que sepa que ninguna noche es eterna.
Y la que siempre lo dice con palabras.

12 comentarios:

  1. Somos nuestras palabras.
    Nada menos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ninguna noche es eterna.

    Me quedo con eso.

    Bello poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. lo efímero del tiempo atrapado entre palabras.

    me gusta:)

    ResponderEliminar
  4. Dicen que porque fuimos perdiendo la capacidad de oler los olores de los otros y de reconocerlos, de tocarlos y acariciarlos, sin que fuera necesario ser pareja, nos quedamos atrapados en las palabras que distancian y a veces acercan. Bello poema.

    ResponderEliminar
  5. Noche y Palabras. Otras dos palabras casadas hasta que el silencio las separe...

    ResponderEliminar
  6. Es que tú eres palabra.
    Eso eres.
    Y nos la regalas.

    Te admiro mucho.

    ResponderEliminar
  7. IM-PRE-SIO-NAN-TE

    Soy la que susurra en los oidos de los mudos, la expone en la mirada de los ciegos, la que ama a los que no tienen corazón

    ResponderEliminar
  8. Me agrada la sencillez con que la noche se vuelve
    TU noche. Sin que digas nada al respecto, esta es sin dudas, TU noche en palabras.
    Te felicito Marcela, no dejes de escribir.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. noche de ilusión y de comunión con Dios y con la luna que nos regaló, con las estrellas en el firmamento, con el cielo en su pureza....

    ResponderEliminar