Vicio



Me pesan los años de estar con él y de no estar con él,
como me pesan los atardeceres no vistos.

Me deshojé tantos otoños,
agoté tantas riberas esperando esa única ola.

Ahora esperar lo que no sé si quiero es un vicio más,
uno más, que deberá ser satisfecho o abandonado
antes de que me alcance la niebla.

12 comentarios:

  1. pues los vicios esperados son los mejores para desesperar

    ResponderEliminar
  2. un gran poema para un tema que merece miles de ensayos... creo que sin vicios no hay humanidad

    jeje

    un beso anábasis!

    ResponderEliminar
  3. Aceptar la multiplicidad de personalidades que nos habitan nos dispara de inmediato nuestro temor natural por la locura. Pero no es esquizofrenia tener más de una vida, somos indefectiblemente los que hemos estado solos y con alguien, vigorosos y débiles, divertidos y ofendidos. Se nos condiciona también la perspectiva con que recordamos... nos hemos deshojado y hemos sido capullo.

    Y puede que deseemos ser el nítido objeto de quien nos divisa entre la niebla.

    Un beso grande,
    D.

    ResponderEliminar
  4. que sería de la levedad de la vida
    si no nos pesasen los años vividos,
    si no tuviesemos algún vicio al que
    sujetarnos para no salir volando.

    un abrazo:)

    ResponderEliminar
  5. Infinitas riberas, y tantas olas!!...no hay solo una, por suerte!

    ResponderEliminar
  6. Pienso que tal vez esperar es un vicio, y mejor no esperar tanto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No esperar es un descanso.
    De verdad.
    Es un poco triste pero absolutamente relajante.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Pues por el amor verdadero, un instante más de espera merece la pena.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Interesante...
    A veces tb me planteo si la vida no es un vicio en si mismo...
    beso!

    ResponderEliminar
  10. Esperar desesperando, antes de que me alcance la niebla...
    Salut

    ResponderEliminar
  11. Ya sabes que un vicio es algo perjudicial. La vida no cuenta con nada que nos perjudique. Todo es vida, proceso, como las olas, la niebla, las despedidas y tú. Abrazos.

    ResponderEliminar