Renacer

Renacemos porque la savia
se niega a morir.

Porque las hojas nuevas insisten
en saberse vivas.

Renacemos porque duele más no hacerlo.

Renacemos porque no podemos evitarlo.

Más allá de decisiones tomadas
después de largas horas de análisis,
el instinto de revivir triunfa.

Porque puede parecer más lógico
dejarse estar en el cálido sol,
simplemente siendo algo
que no florece...

Pero es más sabio estar locos,
para insistir
en nacer al absurdo de nuevo.

10 comentarios:

  1. Yo me uno,comparto y celebro.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La vida tiene mucha fuerza, tira de nosotras... no nos podemos resistir. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Dijo Marcela...
    Pero es más sabio estar locos,
    para insistir
    en nacer al absurdo de nuevo.


    La locura más cuerda es cuando, nos libera del absurdo del tiempo. La constancia en ser, es la libre decisión para sentirno vivos.
    Un besiño amiga.
    Rosa María

    ResponderEliminar
  4. Aquí estoy querida e inspiradora Marcela, renaciendo como en tu poema, con la certeza de que queda mucho por hacer y con el deseo de tener la fuerza para llevarlo a cabo.

    Tu poema, no podía ser más oportuno.

    Te quiero con el amor que rebota en nuestras letras y nos toca infinítamente, llenando de luz este mundo que si queremos, puede ser fantástico.

    S.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito poema. "Pero es mas sabios estar locos, / para insistir / en nacer al absurdo de nuevo", me ha gustado especialmente esta estrofa; y, de seguro, es así.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Más que estrategia me parece un instinto.
    Renacer y renacer hasta que un día ya no.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Si, amiga, renacer porque es en el renacimiento continuo -continua renovación- donde econtramos la fuente de nuestras alegrías.

    Caer... Renovarse... Renacer... Volver a empezar... Llenarse de vida... Llenar nuestro pecho de emociones... Dejarse arrastrar por la ilusión...

    Es el ciclo de la vida, el carrusel, tan maravilloso como cruel en el que vamos subidos, fuera del cual... nada es...

    Renacer... y hacerlo con energía, con sana entrega e inocente alegría... Renacer una y mil veces... Renacer cientos de primvaeras...

    Guarda muy bien esta entrada tuya: es única...

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Sólo los locos insisten, Marcela...

    ResponderEliminar
  9. Vivir es prácticamente inevitable, renacer es una actitud de vida, un trabajo para el que se requiere más vocación que expectativa de logros.

    En todo caso, los logros son vivir.

    Me encantaron tus reflexiones,
    D.

    ResponderEliminar