Máscaras


Entre los que danzaban, agitando al viento las coloridas telas de los disfraces, ella lo vio.

En realidad lo que vio fue la máscara que coronaba el elegante disfraz. Una más, entre tantas. Una más, perdiéndose en un océano de máscaras.

El (¿o su máscara?), sonreía, entre los perfumes que arrojaban los que festejaban el carnaval en las calles de la antigua Venecia.

Avanzando entre la gente que parecía olvidarlo todo esas noches, excepto el festejo y la locura, ella sentía las manos que sujetaban su vestido, invitándola a bailar, invitándola a unirse a ese tiempo encontrado en medio de la vida para dejar atrás las preocupaciones. Como un tiempo fuera del tiempo, un tiempo en el que podemos no ser más nosotros mismos. Se unió al baile, entonces, echando una última mirada a esa máscara sonriente, perdiéndose luego en ese océano de voces, perfumes, sudor y música.

Mirando a su alrededor, ella se preguntó qué le impedía adivinar quién era quién había escogido cada disfraz. ¿Nuestras elecciones no nos muestran a los otros? ¿El lugar que escogemos para escondernos, la máscara que elegimos, lo que decidimos mostrar no está describiendo de algún modo lo que no mostramos?

¿No elegimos las máscaras, mostrando con nuestra elección una parte de quienes somos?

Allí, detrás de lo que se mostraba, claro, como la luna del carnaval, estaba lo que se ocultaba, asomado en los ojos espigados de la elegante máscara.


14 comentarios:

  1. Pásalo bien en tus vacaciones; y cuidado con esas máscaras que ocultan sentimientos y misterios.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ayy con esas máscaras...algunas tan dificiles de quitar y otros sin llevar.

    Espero que disfrutes de unas lindas vacaciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Dios mío! Tengo un texto con el mismo título y... y la misma esencia diría. Aunque tu narrativa es definitivamente superior, como es obvio.

    Me quedo con este pasaje: ¿No elegimos las máscaras, mostrando con nuestra elección una parte de quienes somos?

    Se me vino a la mente V, el personaje central de la BESTIAL novela gráfica "V for Vendetta" de Alan Moore y David Lloyd. Absolutamente recomendable.

    ResponderEliminar
  4. Siempre nos enamoramos de una máscara, siempre elaboramos una para agasajar al otro, es el lado poético del amor.
    Que tengas unas estupendas vacaciones y muchas máscaras esperándote.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Feliz viaje!, nos vemos a la vuelta. disfruta mucho. saludos

    ResponderEliminar
  6. Disfruta de tu viaje. Nos leemos a la vuelta. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Con la indiscreción que debiera aprender a reprimir, me asomé a la lectura de algunos antropólogos que le encuentran al Carnaval el significado de ser una "fiesta de inversión social" en la que los pobres actúan como ricos saludando a la multitud ataviados como reyes, dioses u objetos de deseo sexual mientras los ricos les prestan sus servicios colaborando monetariamente con la organización de los festejos en las áreas más carentes. Ricardo Soca lo define como "una válvula de escape que alivia tensiones sociales y permite el mantenimiento del statu quo".
    El anonimato de una máscara o un disfraz, además de divertirnos tomando prestadas personalidades ajenas por un ratito, nos devuelve ciertas seguridades que se vulneran con la sobreexposición permanente que se vive en las grandes ciudades.
    No por nada los actores antiguamente se enmascaraban, luego sólo disfrazaban, hoy se lo considera encarnar un personaje (el muñeco, y ojalá algún día discutamos sobre el método Stanislavski versus la teoría de Mastroiani) pero no abandonan el presentarse en público con un seudónimo.
    Para conservar los valores desconocidos del anonimato, yo prefiero emigrar.
    D.

    ResponderEliminar
  8. Es recomendable para ocaciones especiales usar una máscara especial. (Parece trabalenguas)

    Besos Marcela, que disfrute de tus vacaciones.
    Al igual que en la publicación anterior, preciosa imagen...

    ResponderEliminar
  9. Un encantador relato y una buena reflexión. Mostramos tanto como ocultamos cuando pretendemos escapar a las miradas de otros. Pese a ello, si te encontraras a una señora vestida de romana y de lo más emocionada con ese atuendo, puedes jurar que soy yo. Besitos y feliz descanso.

    ResponderEliminar
  10. - Pero tienenun encanto tan especial las máscara venesianas que en ese carnaval todo vale. Besos y felices vacaciones.Ade

    ResponderEliminar
  11. Que tengas unas excelentes vacaciones.
    Te sigo leyendo a la vuelta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. HOLA MARCELA, PASANDO A VER TU BLOG UN RATITO Y A DECIRTE QUE SU¡I TE PASAS POR MI BLOG ENCONTRARAS UN REGALO PARA TI.

    UN BESO

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias a todos. De a poco el blog volverá a su normalidad caótica de siempre.

    Gracias, Tashano por el regalo.

    Besos.

    ResponderEliminar