Desde las sombras un dios nos vigila,

en las descascaradas horas de nuestros días.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario