Cuentos mínimos.

El fantasma dudó un instante y luego, extendió la mano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario