Recuerdos de las nubes.


Mi memoria es una esfera.

Rota, gira, se desliza.

Se escapa.

Ahora recuerdo que mañana
estaré recordando el ayer.

Ahora recuerdo que no fui
lo que ansiaré ser mañana.

Busqué las esquinas de la memoria,
porque allí están esas calles
que recorrí antes de recordarlas.

Recuerdo una nube.

Es lo más lejano en el horizonte visible.

Recuerdo que no puedo respirar
y recuerdo que la nube es leve
y flota,
y vuela.

¿Podría alguna vez volar como esa nube?

Ahora recuerdo que eso no será posible.

¿Me recordará esa nube?
¿Me recordará mirándola?
¿Habrá lamentado estar rebosante de aire
y verme mirarla, desde el suelo?

12 comentarios:

  1. Si las nubes hablaran, serían buenos testigos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ay ay ay, que precioso poema, cuánta filosofía entre los versos, que cantidad de cosas imperceptibles que nos pasan a diario.
    Muy bueno Marce.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  3. La posibilidad de que te recuerde esa nube es grande… ¿por qué confiar en la memoria humana, que es prácticamente una actividad creativa, y no apostar la misma fe poética en que una nube recuerde?

    Qué bellos recuerdos evoca el olvido.
    D.

    ResponderEliminar
  4. La nube llorará por no poder recordarte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Las nubes son sabias, y ni siquiera recuerdan la forma que deben tener. Por eso la cambian continuamente... Cómo reconocer una nube?

    ResponderEliminar
  6. Cuanto existencialismo despliega ultimamente...
    Interesante!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Marcela se pregunta...
    ¿Podría alguna vez volar como esa nube? Mi querida amiga Mercela, claro que podrás volar como esa nube y quizás más alto que ella... La vida nos aporta en "don" de la libertad, y unida al pensamiento que es lo más libre que tenemos tod@s, volarás en el firmamento agarrada al viento de la ilusión.
    Besiños,
    Rosa María
    Ya me contarás que tal en el vuelo.

    ResponderEliminar
  8. ... Por arriba del cielo hay otro cielo
    en que el cielo es el piso
    y un asombro sin techo
    te hará sentir tan libre…
    que ni la muerte importa!
    Por arriba del cielo
    si te animas,en una blanda nube
    acurruca tus huesos,
    ponte mis alas, amor, y vuela, vuela!

    ResponderEliminar
  9. Perdón, lo que quice decirte es que tu poema es un liso y sensible gatillo de la memoria, me gusto profundamente.
    besos y gracias por compartir

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué buena la ilustración! Yo también quiero remontar un nube.

    ResponderEliminar
  11. Sin mucho aporte personal, se me vino rápido a la cabeza una frase de "El Túnel" de Sábato: "Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos; ... sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza", vale ser nue también.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ay mujer, ¿cómo le haces para escribir tan sentida y tan llegadora? Lindo.


    Abrazos.

    ResponderEliminar