Cosas perdidas

¿En dónde lo habría dejado?
¡Si hasta hacía un rato estaba en su bolsillo!
Palpaba una y otra vez en él, sorprendido por esa ausencia. Pensó en regresar sobre sus pasos, para ver si se le había caído en el camino.
¿Lo habría dejado en un cajón?
Lo mejor era dejar de pensar en eso. Como todo lo que se pierde, aparecería en cuanto dejara de buscarlo.
Había sido un imprudente, no prestarle más atención a algo tan pequeño...
Era la última vez que guardaba el universo en su bolsillo.

19 comentarios:

  1. Pues se ve que debe haber mas de un universo, porque yo, en diversas ocasiones, tambien he perdido alguno.

    Son cosas que pasan... Nada grave, te aseguro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me hizo reir... muy bueno este minirelato.
    Igual sabes que? creo que el universo lo lleva dentro, por eso en el bolsillo no lo encuentra
    Buen finde!

    ResponderEliminar
  3. Grato texto de múltiples lecturas, probablemente sigue en el bolsillo, pero más escondido.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay gente descuidada, Dios mío, no se les puede confiar nada. Mejor me lo hubiera dado a mí, y yo sabría dónde está.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. He perdido y rebuscado todo. Religiosamente me olvido el celular en casa al ir a trabajar, y en el trabajo al volver a casa. Pero nunca me dejé olvidado el universo. No lo tendré?
    (genial)

    ResponderEliminar
  6. Un pérdida tremenda.
    Que busque bien.
    Vale la pena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Te deseo un feliz fin de semana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. perder el universo no es algo grato...que no vuelva a suceder, sino el caos se apoderará del mundo.

    ResponderEliminar
  9. Me preocupa que quien pueda guardar el universo en su bolsillo, sea tan desmemoriado... su conducta, el opio de los que esperan.

    abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Estaba convencido de que el universo se escondía en la cartera de una mujer y acá acabo de aprender la descorazonadora enseñanza de que no todo lo desconocido está en el mismo sitio.

    Este cuento me imprimió una sonrisa, te lo agradezco mucho.
    D.

    ResponderEliminar
  11. El universo se pierde cada noche, si no dirigimos nuestra mirada al cielo...

    Besos desde el ocaso.

    ResponderEliminar
  12. Concuerdo con los demás, el relato me hizo sonreír.

    ¡Más le vale que busque bien! El pobre universo debe sentirse hasta solo. O de repente se siente libre, ¿quién sabe?

    ResponderEliminar
  13. El universo en un bolsillo. Apasinante deseo.
    Encantador tú relato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. El universo es algo que sin duda puede caber en un bolsillo. Y por ende puede perderse. Cuando uno comprende que el universo es también un bolsillo o que es el bolsillo, está comenzando a comprender.
    Impecable.

    ResponderEliminar
  15. Seguro que un universo tan rico como el tuyo,
    aparece sin problemas.
    Abrazos universales...

    ResponderEliminar
  16. La idea de que el universo pueda caber en un lugar tan pequeño me encanta.
    Muy bueno!
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hermoso cuento tierno. Yo suelo dar vuelta un vaso y las cosas despues aparecen, mi universo siempre esta en el bolsillo con miguitas de galletitas y boletos viejos de viajes que a veces no recuerdo. lindo blog llegue por el blog del maestro Daniel Os. un beso

    ResponderEliminar