Luz

La única luz que vale la pena,
se ve entre ramas oscuras.
Y parece inalcanzable.
Hay barro en los pies
y las manos azules de frío.
No habrá calor en la luz.
No buscamos abrigo.
Aprendimos a andar en tinieblas.
Y así aprendimos a apreciar
esa luz que titila en el bosque
entre ramas oscuras.